Perfectos desconocidos: El Iphone exterminador

De entrada diré que De la Iglesia ha derribado dos paredes que le hacen salir de su zona de confort habitual. Por un lado ha roto con ese hermetismo actoral que últimamente restringía sus películas a (casi) un mismo reparto, y ha decidido arriesgarse con un elenco de actores y actrices que, si bien están sobradamente asentados en el star system español, jamás habían trabajado a sus órdenes -a excepción de Pepón Nieto, claro-. Habría sido de agradecer que Belén Rueda y Eduard Fernández se contagiasen también de ese salto al vacío, no parapetándose en la impresión de estar interpretando unos roles idénticos a los que bordaron en ‘La noche que mi madre mató a mi padre’ (2016, Inés París). El segundo factor de riesgo a sortear era la novedad de afrontar, por primera vez en su carrera, un remake de otra cinta -y no es el único que se ha hecho- estrenada en 2016 pero relativamente desconocida fuera de su país, la italiana ‘Perfetti Sconociuti ‘ dirigida por Paolo Genovese.
De la Iglesia deja de lado los excesos guiñolescos y sanguinolentos que impregnan parte de su filmografía pero no renuncia a su afán macabro por sacar lo peor de cada persona. Su única concesión a la moderación consiste en que aquí el detonante de discordia, mucho más terrenal, no es el nacimiento del anticristo, ni un aquelarre de brujas, ni dos payasos homicidas que intentan matarse entre ellos o un virus mortal que se extiende desde un céntrico bar de Madrid, sino una cena de amigos donde los secretos de cada invitado son aireados a través de su teléfono móvil, colocado sobre la mesa a la vista de todos. El realizador de las ya lejanas ‘Acción Mutante’ y ‘El Día de la Bestia’ se convierte más que nunca en un director de actores, ejerciendo como simple mirón en una ruleta rusa de mentiras, celos y traición entre un grupo de individuos que creen conocerse entre ellos hasta que la mierda les salpica en la cara, o mejor dicho, en las pantallas de sus smartphones.
Asi que sin más dilación, que cada comensal ocupe su silla, buen provecho a todos, y por favor, apagad los móviles.

Calificación: B-
Lo mejor: De la Iglesia se arriesga con un reparto repleto de caras nuevas en su cine, y ejerce mejor que nunca como director de actores.
Lo peor: Que sea un remake te hace dudar si De la Iglesia se ha renovado de verdad o simplemente imita el modelo de Genovese.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *